miércoles, 4 de noviembre de 2015

Terror al este de Australia

Terror al este de Australia

Esta es la historia de Carlos, un pescador y amante del mar que fue el único en sobrevivir al naufragio de su embarcación un 5 de Julio de 2005 en la costa este de Australia. Era un soleado día de verano en Australia cuando Carlos, Pepe y Jonhy se disponían a pasar el dia en el mar disfrutando de la pesca, lo que más les gustaba era pescar atún, ellos lo llamaban el oro rojo por su deliciosa carne.
Eran las 18:00 cuando empezó la catástrofe, Pepe noto un tirón en su caña cuando se levanto de golpe de la barca y  empezó a tiran con todas sus fuerzas de la caña, -esto es mas grande de lo normal- aseguraba Pepe, cuando de repente éste  sufrió un tirón que fue tan fuerte  que salió despedido de la embarcación. Tanto Carlos como Jonhy se preguntaban que es lo que había pasado, que es lo que podría haber producido ese tirón mientras buscaban desesperadamente a Pepe en el agua, Pepe ya no estaba, había desaparecido como por arte de magia.

Jonhy no lo dudó ni un momento y se tiró al agua a buscar a Pepe, cuando apareció un enorme tiburón que le arrancó medio cuerpo de un mordisco. Carlos aterrado y paralizado, empezó a remar hacia un islote que había cerca. Una vez llegó a la orilla, y consiguió ponerse a salvo, se derrumbó por la perdida de sus amigos, pues no podía creer lo que había pasado. Tras varias horas asimilando la pérdida de sus compañeros decidió vengarles y se puso a elaborar un plan para matar al tiburón.

Durante varios días permaneció en la isla alimentándose de los insectos que encontraba bajo las piedras y fue reuniendo todos los utensilios necesarios para llevar a cabo su plan: un tronco de árbol no demasiado grande, algas para amarrar un piedra como punta y cual fue su sorpresa cuando, buscando entre las piedras, vio que algo brillaba demasiado que resultaron ser diamantes. Uno de estos era alargado y puntiagudo y lo usaría como punta para su lanza.

Carlos no se lo podía creer, estaba a punto de jugarse su vida, justo en el momento en el que podía ser millonario.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada